No importa el nivel ciclista que se tenga, ni la modalidad ciclista que se practique, es muy recomendable que cualquier ciclista se realice un fitting apropiado.

Con un fitting  se logra mejorar en los resultados sobre la bicicleta y se puede prevenir o solucionar molestias producidas por una mala higiene postural, consiguiendo mayor confort y potencia en el pedaleo, con lo que obtendremos un rendimiento mucho más efectivo.